Comenzar el curso con un Buen Baño de Bosque

Baño de bosque, una experiencia de conciencia plena en la naturaleza

  • Experiencia sensorial que permite conectar contigo y con el entorno.
  • Ser y estar en el bosque.
  • Afinar los sentidos, darse la oportunidad de observar lo que nos rodea.
  • Disfrutar del silencio y de los sonidos naturales.
  • Absorber la atmósfera del bosque. Sanar.
  • La prescripción verde.
  • Ver, tocar, oler, sentir, en una actividad cuidada y en unas condiciones seguras.

Realizaremos esta terapia personal en el bosque de Valdelarte en la Sierra de Aracena. Una inmersión consciente, con una duración de unas 6 horas y un recorrido alrededor de dos kilómetros.

Conducido por Pablo Pérez y Verónica Álvarez

Cuándo: 31 de octubre, sábado, de 2020 desde las 11 a las 18 horas.

Dónde: Valdelarte en Valdelarco (Sierra de Aracena) www.valdelarte.com

Precio: Baño de bosque+almuerzo: 35 €

        Baño de bosque+almuerzo+Sendero experiencia Arte&Naturaleza: 40 €

Inscripciones: Plazas limitadas. Prioridad de plaza por reserva.

Nuestro espacio, Centro de arte contemporáneo medioambiental, único en Andalucía, cumple con toda la normativa vigente sobre el Covid19. “Ver Anexo”

Esta actividad, al realizarse en plena naturaleza, es más segura. No olvides mascarilla, y distancia de seguridad en las zonas comunes.

INFO detallada y reserva en www.valdelarte.com -669 577 523  

                                                www.enpresencia.es  -627 970 119

INSTRUCCIONES o EQUIPO NECESARIO

  1. Mascarilla y bolsa personal para dejarla.
  2. Servilleta personal de tela.
  3. Botellita de agua.
  4. Botas o calzado adecuado de campo.
  5. Ropa cómoda. Incluye chubasquero o capa de agua.
  6. Libreta, lápiz, colores.

PROGRAMA

11.00: Acogida

11.30: Baño de bosque

14.00: Almuerzo

15.30: Descanso

16.00: Comienzo recorrido Land Art –Sendero y experiencia artística

17.45: Conclusiones, puesta en común y Cierre

18.30: Despedida

      NORMAS ADOPTADAS COVID19 por el Centro

Estimados amigos y clientes,  

a continuación, les detallamos las medidas higiénicas adoptadas en nuestro espacio y alojamiento, que son de obligado cumplimiento y de las cuales necesitamos su aceptación.

– La persona encargada de recibirlo lo hará con mascarilla y guantes. Se les tomará la temperatura con termómetro digital de pistola. Igualmente, las entradas serán desinfectada previamente y una alfombrilla con lejía o amoniaco estará colocada en la puerta de entrada. Se ruega traer unas zapatillas de casa, para entrar con ellas al espacio, y dejar los zapatos en el lugar indicado. Su bolsa de viaje se colocará inmediatamente al lado de su cama.

– En el banco del porche, o mesa de entrada contará con un dispensador de base hidroalcohólica para su uso en manos. Este protocolo se deberá repetir en el caso de que abandone la finca y regrese.

– Toda la lencería de la casa es lavada a más de 60 grados. Especificar que debe traer cada uno sus toallas (mano o ducha) y colgarla en su cuarto o percha siempre la misma, ya que no podemos dejar lencería que no se utilice. Dispondrá de dispensador de jabón de manos. No podemos ofrecerle gel, champú etc….

-Todo el espacio se limpia con lejía y productos desinfectantes. Le dejaremos en el baño estos productos por si los tuviera que utilizar, después de uso W.C.

– El almuerzo, y la cena se efectuarán en la sala taller, dónde estarán separados 1.50 cm. del comensal siguiente. Se servirán los alimentos con mascarilla, aunque luego a la hora de comer nos las quitaremos.

– Por último, recordarles que vamos a trabajar al exterior mayormente, y en un espacio natural libre de Covid19, dónde se puede estar sin mascarillas, con la precaución de respetar la distancia, y estornudar o toser aisladamente, dejando al grupo. Por lo cual incidir que cuando estemos en el interior, (que estará bien ventilado, y abierto), debemos estar con la mascarilla puesta, o a 2metros de cualquier persona. Repetimos, guardar la distancia, lavado de manos, y mascarilla de protección. 

Lo primero en estos momentos es VUESTRA y nuestra SEGURIDAD Y SALUD y la de los posteriores clientes. Con cualquier duda puede contactar con nosotros.

Les deseamos una feliz estancia, disfrutad la experiencia en plena naturaleza, muchas gracias

Verónica Álvarez & Manuel Siloniz (promotores del Centro) Valdelarco, Sierra de Aracena (Huelva)

DESCRIPCIÓN BREVE o APUNTES sobe los BAÑOS DE BOSQUE

«Un baño de bosque no es más que una experiencia contemplativa que nos conecta con el entorno natural a través de las emociones y los cinco sentidos», defiende Gesse, uno de los mayores expertos europeos en shinrin-yoku, que significa literalmente «absorber la atmósfera del bosque». Es una técnica que introdujo con éxito Japón en su sistema de salud en los años ochenta para reducir los altos niveles de estrés de la población, aprovechando que tres cuartas partes de su territorio están cubiertas por árboles. «En un mundo en el que todo va demasiado rápido, los baños de bosque implican caminar despacio, sentir el sendero, tocar los árboles, el agua, oír el canto de los pájaros, el ulular del viento, la caída de las gotas del rocío…»

Algo que todavía ve lejano en España, pese a que cada vez más espacios incluyen este tipo de iniciativas entre los servicios que ofertan a sus vecinos, pero que «ya es tendencia en otros países de nuestro entorno como Escocia o más recientemente Alemania, donde el médico puede recetarte, además de medicamentos, una terapia en el bosque como práctica complementaria al tratamiento».

Basado en las enseñanzas del inmunólogo de origen chino Qing Li, máxima autoridad mundial en medicina forestal y padre del movimiento shinrin-yoku, Gesse considera que perderse en la naturaleza refuerza el sistema inmunitario, reduce el estrés y rebaja la tensión arterial y el ritmo cardiaco, entre otros beneficios inmediatos.

Como apunta Gorka Altuna, «los bosques ya de por sí actúan como infraestructuras de salud a través de los servicios ecosistémicos que nos proveen como es filtrar la lluvia, depurar el aire (filtrado de partículas contaminantes), absorber dióxido de carbono y liberar oxígeno». Lo que sí parece demostrado es que las terapias de bosque dirigidas a grupos con ciertas patologías tienen un efecto positivo casi inmediato. «Uno de mis primeros proyectos lo hice con niños en riesgo de exclusión social. Al término de los paseos uno de ellos me dijo: ‘El bosque calma mis malos pensamientos», recuerda con orgullo Gesse. Obtuvo resultados igual de esperanzadores al dirigir incursiones en la naturaleza para mujeres víctimas de violencia machista y enfermos de esquizofrenia.

Para pasear por el monte no hace falta preparación previa, pero muchas personas necesitan ayuda para reecontrarse con la naturaleza de una manera, digamos, natural. Un baño de bosque no tiene como objetivo hacer ejercicio físico, «como una simple caminata por la montaña o una ruta de treeking». Se recomienda que la primera vez se haga acompañado de «un profesional cualificado», es decir, de un guía con la preparación necesaria, formación que también la tiene Pablo Pérez. La tarea de estos facilitadores es, sobre todo, «crear un entorno favorable en el que los participantes se sientan seguros y cómodos, tanto física como psicológicamente».